Ir al contenido principal

Sólo existen tres músicos rarámuris que ejecutan el chapahuela

Notimex / La Jornada On Line
Publicado: 12/08/2008 09:12

Oaxaca, Oax. "El chapahuela -o chapareke- sirve para platicar con Dios, pedir alivio de enfermedades y estar contento", aseguró don Guadalupe Estrada Cancio, uno de los tres únicos músicos tradicionales rarámuris que toca este instrumento prehispánico.

Don Lupe, oriundo de Saquirachi, municipio de Urique de la Sierra Tarahumara, Chihuahua, fue uno de los artistas indígenas que participaron en días pasados en el Foro Comunitario Pueblos Indígenas y Patrimonio Cultural, organizado en Oaxaca con ocasión del Día Internacional de las Poblaciones Indígenas.

La interpretación de tres de las 12 piezas sagradas que integran su repertorio de "chapahuela" o "chapareke", generó expectación y extrañeza a los concurrentes de la plaza central de la capital oaxaqueña.

El sonido del "chapareke" no se parece al de ningún otro instrumento musical antiguo, tradicional o moderno. Su voz no imita cantos animales naturales ni meteorológicos; es oblicuo, alto y explora los semitonos.

Ello se debe a que es un instrumento de arco construido con palo de quiote de poco más de medio metro de largo con tres cuerdas de metal y orejeras -único elemento europeo- que utiliza la boca de su ejecutante como caja de resonancia.

Visto de lejos, el músico pareciera estar tocando una flauta transversal, pero de cerca se advierte que éste sólo abre la boca para que el sonido de las cuerdas modulen en su interior con leves movimientos de lengua.

El rasgueo de las cuerdas se hace a unos centímetros de la boca del músico y el pisado de aquéllas con la mano izquierda se hace más distante, junto a las orejeras, como en el caso de otros instrumentos de cuerda.

Don Lupe Estrada interpretó los cantos Dios nos ilumine, El burrito de Galilea y No hay que tener tristeza, dedicados todos al Señor Jesucristo, dijo, igual que las otras nueve piezas rituales que se sabe.

"El chapahuela -aclaró- sólo se usa para rendir a Dios, porque él fue quien nos lo dio para su beneficio y el nuestro".

La historia del "chapareke" (castellanización de chapahuela) es mítica. Según una versión recogida en la Sierra Tarahumara hace muchos años, cuando el hombre aún vivía en las cuevas, sólo tenía como distracción el canto de los pájaros.

El rarámuri pensó en hacer un instrumento que le permitiera producir sonidos iguales, pero no sabía cómo hacerlo. Hasta que un día llegó Dios a su cueva y le indicó que cortara el corazón florecido del maguey de tesgüino cuando ya estuviera seco.

También lo instruyó para que matara un venado y con sus tripas más delgadas hiciera las cuerdas, todo ello con previa solicitud de permiso de sacrificio, tanto al tesgüino como al venado, a efecto de que éstos no resintieran su falta.

Una vez que el hombre rarámuri, "que entonces andaba vestido sólo con cueros de venado y no estaba bautizado", terminó de construir su "chapahuela", Dios le dio las siguientes instrucciones:

"Ve a la montaña más alta y lleva contigo a tus vecinos de más cerca para que escuchen y te vean tocar el instrumento y lo vas a tocar tres veces, y de ahí vas a bajar a bendecir a la gente que se juntó".

"Y desde entonces el rarámuri toca el "chapahuela" para platicar con Dios y pedirle apoyo cuando alguien está enfermo", dijo don Lupe, quien aprendió a tocar y a construir este instrumento de la mano de su abuelo Librado Cancio.

A la fecha, en la Tarahumara alta y baja (montaña y desierto), sólo tocan el "chapareke" don Lupe, don Pablo Ortega y don Camilo Blanco, quienes hacen esfuerzos por mantener vivo su instrumento cada uno por su lado.

En el último lustro, de acuerdo con Gustavo Palacio Flores, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a través del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMYC) en Chihuahua, ha grabado tres discos compactos con las interpretaciones de estos artistas rarámuris.

El festival artístico con el que se celebró el Día Internacional de las Poblaciones Indígenas, organizado por el Conaculta y la Secretaría de Cultura de Oaxaca, incluyó la participación del cuarteto de rock seri Hamacc Cazimm, el quinteto ikood o huave Los sonidos del mar, el grupo de música y danza chichimeca Jonaz y un
concierto de flauta pame.

Pese a los esfuerzos institucionales, estas expresiones artístico-culturales indígenas están en riesgo de extinción.

Comentarios

  1. hola saludos , bueno el blog esta genial el caso es que yo escuche el Foro Comunitario Pueblos Indígenas y Patrimonio Cultural
    ahy escuche la Música de los ikoods‏ y quede fasinado por su musica en especial la danza de la serpiente


    sabes donde puedo conseguir su musica no la encuentro


    saludos

    ResponderEliminar
  2. desafortunadamente no sabría donde encontrarla, es una pena, pues este tipo de música debería ser de fácil acceso.

    gracias por visitarnos, si la encuentras, pásala.

    Paz.

    ResponderEliminar
  3. claro, si la encuentro la paso,ya encontre un contacto de la conaculta que me dice que
    Existe un disco de reciente aparición titulado ”Los sonidos del mar”, editado por la Secretaría de Cultura de Oaxaca.

    este me paso los datos donde puedo preguntar por ellos
    al 01 951 514 83 75 y 01 951 516 44 77 y preguntarles cómo puedo adquirirlo por desgracia no eh podido hacer contacto


    bueno saludos


    Si crees que puedes, tienes razón.
    Si crees que no puedes, también tienes razón.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

4 años en línea / 4 years online

(Imagen: Fractal Phoenix)
En Netlabels & News cumplimos cuatro años compartiendo música libre y haciendo amigos y contactos. Aún no tenemos la intención de parar así que sigan cómodos, están en su casa. Queremos dar las gracias a todos los que nos visitais, nos sugerís enlaces o nos informais de cosas de interes. Gracias, entre todos haceis mas rico este espacio.

In Vitro / Millerindub

The Cherry Blues Project “El Viaje (Adrián Juárez Remixes)” [at012]

Audioatalaia netlabel presenta esta curiosa obra: The Cherry Blues Project,proyecto sonoro procedente de Buenos Aires y que cuenta con mas de 120 grabaciones editadas, lanzo en 2001 la obra “El viaje”. Ahora es el también argentino Adrian Juarez quien se acerca a la obra con sus remezclas, en total seis y un bonus track impresionante . Obra conceptual, que aborda la idea del viaje a través de sonidos, donde se combinan fondos electrónicos con grabaciones de campo; sonidos accidentales, ruidos, todos relacionados de alguna manera con el concepto de viaje; siendo la obra a su vez un fascinante viaje y un ejemplo de utilización de elementos no musicales (propiamente) en obras sonoras de calidad.

Download here

Lost Tigres - Melancáliz

Una gran parte de este disco fue compuesto entre el 2014 y el 2015, después de una pausa de casi 7 años luego del anterior disco con material nuevo. Pensé que tras tocar en varias bandas de rock Lost Tigres había ya llegado a su final. Re repente, un día el ruido disminuyo y adentro mío lo (me) escuche de nuevo. Sonidos. Ideas. La voz de la melacolía, hablando ahi atrás, recordando lo que no existió, viviendo sueños entre tinieblas, susurrando historias sin palabras, solo sensaciones de "algo". La fé y el aliento de algunos amigos me dieron confianza y transforme esas sensaciones e esto. Esos amigos, mi hijo, y vos. Asi que gracias. "Melancáliz" fue compuesto, producido y mezclado por Gustavo Balmaceda, aka Lost Tigres, en su casa, en su habitación.

http://www.limitadanetlabel.net/#cbp=projects/losttigres.html